Emprendedora Online en tiempos de crisis Waleska Rosario

1. QUIEN SOY Y POR QUE TENGO LA AUTORIDAD PARA ENSENARTE SOBRE TU NEGOCIO ONLINE (PRODUCTOS DIGITALES)


Hola, soy Waleska Rosario, coach de nutrición intuitiva, fitness body positive y estilo de vida saludable, con más de 8 años trabajando en la industria del fitness, la nutrición y la salud. Te preguntarás que tiene que enseñar sobre productos digitales una mujer que trabaja con alimentación y salud. Te cuento: en estos más de 8 años que tengo trabajando como coach, muy pocas veces lo he hecho de manera presencial.


Casi la totalidad de mis programas, productos y servicios los he realizado a través de plataformas digitales, llegando a cientos de mujeres en más de 7 países, repartidos en 3 continentes. Desde el 2013, cuando inicié mi labor como entrenadora personal online (cuando básicamente NADIE sabía en República Dominicana que diablos era eso), enviando a mis entrenadas sus rutinas por email.


Mucho ha llovido desde que enviara esas rutinas en documentos de Word y PDF, hasta el día de hoy en que mis clientes y asesoradas:


Acceden a su programa de ejercicios personalizado en una aplicación, desde su celular, Tablet o iPad.

  • Agendan sus sesiones por video llamada conmigo en un calendario online, conectado a mi calendario personal en el celular y a la plataforma de video conferencias que utilizo. Allí también me dejan información vital para prepararme para nuestra sesión. Por ahí también puedo recibir pagos.

  • Asisten a webinars y masterclasses en vivo o pregrabadas.

  • Toman cursos que pueden completar a su propio ritmo, con contenido en audio/video y material de apoyo descargable.

He creado más de 50 productos digitales, entre ebooks, guías, plantillas, retos, master classes, webinars, talleres, cursos y programas. Al principio no fue fácil, pues tuve que “bandeármela” yo sola, en un mundo del que apenas conocía. Sin embargo, esta experiencia de casi 9 años de ensayo y error (gracias a Dios con muchos aciertos) ha permitido que hoy pueda compartir lo que sé con otras emprendedoras.

Hoy me llena de satisfacción poder ayudarlas a crear sus propios productos digitales. Y a montar plataformas online para su negocio, que les permitan obtener libertad financiera con flexibilidad y aumentar sus ingresos sin tener que intercambiar su tiempo por dinero.

2. CORONA VIRUS: CONVIRTIENDO LA ADVERSIDAD EN OPORTUNIDAD


Increíble como algo tan chiquito como un virus, ha puesto al mundo de rodillas. Increíble como tuvo que pasar esto, para que muchas personas se dieran cuenta de que uno no puede dormirse en sus laureles. De que, en la vida de un emprendedor, la consigna siempre es renovarse o morir.


Este momento es decisivo. Tanto como lo fue para Blockbuster cuando su CEO se negó a comprar Netflix porque la suma que pedían le pareció ridículamente alta… y luego Netflix se llevó a Blockbuster entre los pies. Cosa que jamás pensaron que fuera posible. Pero pasó.

Hoy día mucha gente que decía que “hacer vainas online no es pa’ mi”, ahora tiene las manos en la cabeza con esta cuarentena obligatoria, a nivel mundial. Viendo sus ingresos reducirse porque no puede producir sin salir de casa. O deseando tener algo online para ofrecer a sus clientes. Deseando llegarle a la gente y sin saber cómo.


Con esto no quiero decir que debes aprovecharte y sacar ventaja de la desgracia ajena, sino que conviertas la adversidad en oportunidad. En este momento mucha gente necesita soluciones ¿Cómo puedes hacerlas llegar a tus clientes potenciales, a tu público, a tu target?

De eso se trata convertir la adversidad en oportunidad: si llueve, no te quejes de la lluvia, mejor vende paraguas o impermeables. En medio de la pandemia, la crisis y el pánico, la gente busca distraerse, aprender algo nuevo, conectar con otros o consigo mismo. Y tiene que hacerlo desde su casa. Estamos aislados físicamente, pero digitalmente conectados. ¿Qué tienes tú para ofrecer AHORA, que tu gente necesita?

3. CINCO VENTAJAS DE TRABAJAR ONLINE


Desde que iniciara mi negocio de coaching (primero como entrenadora personal y ahora como coach de nutrición intuitiva y fitness body positive) allá por el 2012/2013, siempre lo hice en la modalidad online. Cuando comencé, poca gente entendía cómo era que realizaba mi trabajo (tenía que dar casi una charla a mis clientes potenciales, explicándoles como era que funcionaban mis servicios).


Si bien es cierto que antes era algo así como un “pájaro raro”, hoy en día millones de profesionales alrededor del mundo trabajan desde la comodidad de su hogar. Y en el período pre-cuarentena, desde algún café o espacio de co-working. Y es que, trabajar online o tener un negocio digital tiene muchas ventajas. Aquí te dejo 5:

  1. Flexibilidad de tiempo: En un negocio físico, tienes que ceñirte a unos horarios. Con un negocio online no solo tu decides tu horario de trabajo, sino que tus productos están disponibles para ser adquiridos 24/7, los 365 días del año. Disponibles para clientes en cualquier parte del mundo.

  2. Flexibilidad de espacio geográfico: Puedes trabajar desde donde quieras, incluyendo las 4 esquinas de tu cama, tu sofá, tu cocina o el patio de tu casa.

  3. No es necesaria una gran inversión de capital para iniciar: Claro que tienes que invertir, pero la inversión es mínima, comparada con otro tipo de negocios. Con una laptop, tu celular, algunas aplicaciones y plataformas (muchas de las cuales con gratis o de muy bajo costo) puedes arrancar con tu negocio digital.

  4. No tienes que andar “en pinta”: Si trabajas desde tu casa, te ahorras un dineral en ropa. Hasta para las reuniones con clientes, puedes estar medianamente presentable de la cintura para arriba y de la cintura para abajo, en pijamas y chancletas.

  5. No tienes que intercambiar tiempo por dinero: Si compartes tus conocimientos a través de productos digitales, tus productos están al acceso de tus potenciales clientes SIEMPRE. Por lo que el dinero te entra aun cuando estas durmiendo, de vacaciones u ocupada en otros proyectos.

Como ves, el ser el “pájaro raro” de aquel entonces, me ha permitido disfrutar ventajas que los que trabajan en un empleo formal no tienen. Y si de igual manera voy a trabajar muchísimo… ¿Por qué no hacerlo de una manera que me ofrece flexibilidad y LIBERTAD?


4. O TE RENUEVAS O TE MUERES: CUANDO LA VIDA EXIGE QUE CAMBIES.


“Lo único constante en la vida es el cambio constante”. Cada vez que mi papá me decía eso, a mí de daba algo malo. Es que yo siempre fui “un animal de costumbres”. Amaba lo predecible de mis rutinas y cuando algo cambiaba, entraba en crisis. Aceptar fluir con el cambio no es algo que me saliera de manera natural.


Irónicamente, la vida me ha hecho ser una especie de camaleón, que ha tenido que reinventarse “metecientas” veces. Yo he sido maestra bilingüe en colegios, tuve sala de tareas, pintaba jeans (y los bordaba con cristales y piedras semipreciosas) hice carteras a mano y tuve un preescolar con una socia.


Para hacer mi dinero, he hecho muchas cosas: desde joyas artesanales (en punto peruano linda, que aprendí en Lima en unas vacaciones), hasta stickers y tarjetería personalizada. Para terminar siendo coach de alimentación intuitiva y fitness body positive, con casi 50 años cumplidos. Una mujer que en su niñez odiaba los deportes y pasó casi 40 años de su vida luchando con el cuerpo, la comida y el sobrepeso.


Y no baby, no nací con una capacidad asombrosa de reinventarme, pero la vida que me tocó me ha empujado a hacerlo. Porque la vida tiene esa bella particularidad: te tira una curva “jevi” y si no te adaptas, te pasa por encima. Y con las curvas que me tiró, o me adaptaba o moría. Y no en sentido figurado. Porque con el sueldo cebolla que ganaba como maestra, tuve que buscármela como la mejor para mantener mi hogar.


Quizás piensas que eso para ti no es posible. Que no tienes la capacidad, que te falta creatividad o que simplemente “no das para eso”. Esto que te cuento hoy, es mi forma de decirte que NO te creas esa mentira. Eres mujer, que puede dar vida no solo a seres humanos, sino a ideas y proyectos.


Ahí donde te ves cómo me veía yo, un animal de costumbres, eres poseedora de una inmensa energía de transformación, esperando por que la utilices. ¿Y qué mejor momento que este, con esta curva “jevi” que nos acaba de tirar a todos la vida?

5. ¿TE ATERRA LA TECNOLOGIA? PIÉRDELE EL MIEDO Y DOMINA ESE MONSTRUO.


“¡Es que yo no soy tecnológica!”. Te juro que cuando oí eso de boca de una mujer que me podía decir “’sion mami” (besarme la mano pues, por lo joven) casi me da “lo que anda”. Las veces que he escuchado eso de boca de mujeres mucho más jóvenes que yo (y que entiendo yo, deben estar mucho mas empapadas de la tecnología) son tantas, que me ha generado preocupación. MUCHA.


¿Cómo así linda, que tu no eres tecnológica? A menos que tengas uno de esos Alcatel que venden a 300 pesos en las paradas de guagua, no tienes excusa para no manejar la tecnología que tienes al alcance de la mano. Si tienes cuenta en redes sociales, usas Netflix, buscas información en Google y videos en YouTube, tengo para decirle que usted SI es tecnológica.


La tecnología está en todas partes y es cada vez más “amigable” para el usuario. Lejos quedaron los días en que había que desconectar el teléfono para acceder al internet o si nos vamos un poco más lejos, las computadoras eran unos “motrócolos” que ocupaban una habitación entera. Ese celular desde el que subes fotos a Instagram o ves tu serie favorita, tiene tecnología que puedes utilizar AHORA para crecer tu negocio, crear productos digitales y vender online.


La tecnología moderna ha sido pensada para que esté al alcance de todos. En las aplicaciones y las plataformas, te van indicando paso a paso que hacer, con instrucciones SUPER claras. Y por si lo anterior falla, tienen tutoriales en video, artículos en sus respectivos blogs y boletines por email, donde dan tips, cuentan historias de éxito de algún usuario o sobre actualizaciones y características más recientes. La mayoría tiene hasta soporte por email o chat, donde atienden tus dudas de manera personalizada.


No tienes que ser una experta de la Nasa o graduarte de astrofísica, para usar la tecnología que tienes disponible a tu favor. Con todo esto que te he contado, ¿aun sigues teniéndole miedo a la tecnología?

6. ¿ERES EMPRENDEDORA? APROVECHA ESTA CUARENTENA AL MÁXIMO


“Ten cuidado con lo que deseas, porque se te puede volver una realidad”. Todo el vivo vive pidiendo tiempo y de repente, taraaaaaan tenemos tiempo de sobra con este encierro obligatorio, aka “cuarentena por el corona virus”. ¿Y ahora?


No permitas que el pánico se apodere de ti y piensa en todas las cosas que puedes hacer con el fin de estar lista para todos los cambios que se sobrevienen. Cuando la pesca está escasa, el pescador prepara sus redes. Y este es el momento de preparar tus “redes”: tener listos productos y servicios de excelencia, que les brinden soluciones a tus clientes.

Esto no se trata de oportunismo, sino de aprovechar las oportunidades que esta situación a creado. No se trata de vender rollos de papel higiénico por 100 dólares en Ebay, sino de ver cuales son las necesidades de tu cliente y como puedes satisfacerlas.


El momento es IDEAL para acercarte a tu comunidad. Habla con tu gente. Interésate de manera genuina por su situación, como se siente, cuales son sus necesidades. Saber exactamente lo que necesita tu gente, va a permitirte crear soluciones que de verdad le resuelvan un problema. Desde el deseo profundo de cooperar, no desde las ganas de sacar ventaja.


Revisa lo que tienes para ofrecer: tus talentos, tus conocimientos. ¿Qué sabes hacer mejor que nadie? Todos poseemos muchos talentos monetizables. A lo mejor estás explotando uno solo. A lo mejor eso que tu sabes, hay otros que quieren aprenderlo. De tus talentos y conocimientos, pueden surgir productos y servicios nuevos que no te habías planteado ofrecer.


Revisa tus productos y servicios. ¿Cómo podrías mejorar lo que ofreces? ¿Hay algo que podrías aprender para mejorar la calidad de lo que ofreces? Ahora es EL momento de aprender online. Desde la comodidad de tu casa, a tu ritmo y en el horario que elijas. Aprende ese algo que puede mejorar tu oferta de valor, o darte la oportunidad de diversificar lo que ofreces.


La “cuarentena en tiempos del corona” no tiene que ser una prisión. Y ya que eres una mujer de consciencia social que se va a quedar en casa para que baje esa curva de contagios, aprovecha este tiempo para crecer, mejorar, diversificarte. Y ¿Por qué no? REINVENTARTE.